lunes, 9 de abril de 2012

seguir dibujando páginas sueltas


En ocasiones no damos cuenta del enredo mental que cuesta pasar página a ese libro que hemos manuscrito de deseos incansables,  que sólo uno puede  comprender,  y que no quiere terminar de leerlo jamás, menos de seguir escribiéndolo incansablemente . . .
Acaso ese enredo esté sujeto a un deseo insistente de poder cambiar cada final al antojo o ambición de cada cual.
Pasadas muchas páginas, y más de un libro, terminamos viendo que hay finales escritos que jamás pueden cambiar.
Sin darse cuenta que en ese libro no han escrito otros, a quién por no saber, dedicaste páginas en blanco y que ni siquiera tenían intención de abrir el libro, pasar páginas,  o compartir.
A todos aquellos que escribí en su lugar . . . sólo puedo pedir un último Perdón . . . y seguir dibujando ilusiones sueltas

abril de 2012

No hay comentarios: