jueves, 12 de febrero de 2009

Economía


La Crisis y el Cántaro


Estos días atrás empachado de tanta Crisis me vino a la cabeza una fábula “Fábulas morales” de Félix María Samaniego “ La lechera y el cántaro” y sin poder remediarlo me pareció que el buen autor estaba vaticinando en 1782 estos pesares que tanto tenemos encima.


Día a día y dependiendo del opinante, nos aparecen nuevos culpables de esta Crisis ( de ahora en adelante llamada “Lechera”) . Unos piensan que es del Gobierno, otros de la Oposición, los más osados y aventureros…de los Americanos, algunos de los bancos, otros a las empresas y las empresas a los trabajadores que se lo han comido todo. Seguro que más de uno en su arranque de rabia le echa la culpa al vecino del piso de abajo o al caminante que se encuentra por la calle. El caso es buscar culpables…porque nadie se echa la culpa a sí mismo y todos aportan, o aportamos soluciones para solucionar semejante desaliño esperando que esto dentro de poco pueda ser como el cuento de la lechera que lo hemos de buscar para recordar.


Curiosamente nuestra lechera que hoy se encuentra en Crisis…hace poco tiempo se encontraba diariamente comprando pisos, coches. Fabricando en sus factorías cientos y miles de elementos para dar abrigo a semejantes años de bonanza y riqueza. Los bancos no paraban ni un instante de fabricar créditos y dinero a pagar cuando se pueda. Todos y cada uno de nosotros estábamos cada vez mejor….( con mas propiedades y utilizando la última tecnología en vehículos, ocio y esparcimiento y sin lugar a dudas….. más endeudados).


Nuestra pequeña lechera que fantaseaba fabricando palacios en el viento…derramó inesperadamente el cántaro que tanto y tanto le daba, hoy está triste debido a que vive en Crisis. Y no para de buscar culpables a ver quién y no ella derramó su preciado Cántaro de Riqueza.
Entre la búsqueda de culpables y milagrosas soluciones, nuestra Lechera sólo hace caso de la moraleja de nuestras abuelas.

Querida lechera no seas ambiciosa, de mejor y más próspera fortuna;
Que vivirás ansiosa sin que pueda saciarte cosa alguna.
No anheles impaciente el bien futuro…..mira que ni el presente está seguro.

Reflexionando sobre esta moraleja de Félix María Samaniego nos encontramos:
A cientos de lecheras constructores, que edificaban cada vez más y más pisos que habitantes por metro2 y a precios que les dejaba un margen de beneficio de cuyo porcentaje no quiero acordarme.


A lecheras banqueras, que estaban dispuestas a regalar y regalar dinero para comprar esos bienes inmuebles para nuestro disfrute. Hoy achacados por la Crisis y sus Impagos pero curiosamente sus beneficios netos actuales nos siguen dejando abrumados. Pobrecillos tendremos que echarles una mano y pagar más.


A lecheras fabricantes de automóviles que veían como en 6 años la flota de todos los vehículos del país se renovaba y no paraban de pensar en el siguiente vehículo para ofertar. Acaso no se daban cuenta que el pobre español de a pié no cambia su medio de transporte cada año…?. O pretendían exportarlos al resto de Europa…?


Y así miles de lecheras….hoy se encuentran en Crisis. Crisis que debemos de sufragar aquellos Cántaros que nos despiden de las empresas que tanto han ganado. Otros debemos de apoyar a los bancos en su mal ojo de ganar tampoco ( de intereses y comisiones ) e inyectarles dinero público para que puedan seguir fabricando sueños al viento.

Y etc etc etc….

Porqué el más afligido en esta fábula llamada Crisis “es el Cántaro” y nadie se acuerda de él?.


Sigamos escuchando culpables e inocentes, soluciones y atrevidos manifiestos. En ocasiones pienso que todos somos espectadores de una pequeña escena donde siendo los protagonistas no podemos decidir “cuál será nuestro final”.

No hay comentarios: